Categories

¿Plantean en España la posibilidad de un euro digital como moneda pública?

Políticos del PSOE fundamentan de forma extraña el estudio de una moneda digital

En España, el partido oficialista PSOE, ha planteado en el Congreso que se impulse el estudio de un euro digital como moneda pública. Así lo informaron en un artículo de Expansión publicado el 13 de junio. 

Según explicaron, la iniciativa surge ante la paulatina desaparición del dinero en efectivo y el surgimiento de novedosas formas de pago, como las criptomonedas, entre otras cosas. Curiosamente, se habla también de una supuesta recuperación del «control democrático» de la política monetaria.

El proyecto habla de la posibilidad de recuperar el dinero «como bien público, más estable y bajo control democrático, al estar bajo control de un banco central». Cabría preguntarse si acaso el hecho de estar bajo el control de un banco central le da estabilidad al dinero.

Esta iniciativa es una proposición no de ley registrada en la Cámara Baja en la que -según Expansión- piden impulsar, en colaboración con el Banco de España, la creación de un grupo de estudios para evaluar el desarrollo de un euro digital para «ofrecer una mayor estabilidad financiera tanto a la economía española como al conjunto de la eurozona y recuperar el carácter del dinero como bien público y bajo control democráctico».

Suposiciones

“En su exposición de motivos, el PSOE explica el debate de la posibilidad de crear nuevas monedas digitales públicas (CBDC), y revela que más de un 80% de instituciones consultadas en 2020 por el Banco de Pagos Internacionales de Basilea ya trabajan en proyectos de este tipo”, indicó el artículo.

Entre sus motivos, citan el auge de nuevas formas de pago, como las criptomonedas.

Supuestos beneficios de una banca pública de depósitos

Desde el PSOE alertaron sobre supuestos peligros si todo el dinero fuese bancario y privado. «Implicaría una mayor inestabilidad que justamente trató de minimizar la creación de los bancos centrales tal y como los conocemos», reflexionaron, en el documento donde se plantea la necesidad de un dinero público digital, intangible, respaldado por el Estado, y depositado en una cuenta directamente en el banco central. 

Control…¿Y vigilancia?

Curiosamente, siguiendo el artículo de Expansión, se habla de que, si los particulares tuvieran cuentas abiertas en un banco central, esto permitiría «un control directo de la cantidad de dinero, un dinero digital público, seguro al estar respaldado por el Estado y anónimo, en la medida en que los datos sobre transacciones estarían legalmente protegidos, y ajenos a explotación comercial como sí puede suceder con otros sistemas privados».

Concesión de créditos privada, depósitos públicos

“El PSOE matiza que este dinero digital público no conllevaría ni la nacionalización del sistema bancario ni la estatalización del crédito, pues tanto en una variante de moneda pública directa, hasta otras híbridas o intermedias, no desaparecería la actividad privada de crédito”, explicaron en la publicación de Expansión

“Es más, argumenta que sería más segura, en la medida en que estaría completamente separada de los depósitos de los ahorradores, y que así también la creación de dinero dejaría de depender de la expansión crediticia, aminorando el riesgo de un sobreendeudamiento privado”, agregaron luego.

Supuestamente, según dicen desde el PSOE, “tampoco desaparecerían los medios de pago privados (…) señalando que la mayoría de proyectos de CBDC planteados son reacios a monopolizar este sector, y apuestan por modelos híbridos en el que el dinero público digital compite con otros medios de pago privados”.

Para ver el documento del PSOE, ingresar aquí.

Contrastando visiones y exponiendo contrastes

El abogado Alfredo Muñoz García, quien entre otras cosas es profesor de Derecho Mercantil, puntualizó una serie de aclaraciones a través de su cuenta de LinkedIn, que vale tener en cuenta.

Antes que nada, el abogado, señaló que la noticia ya fue objeto de intensas críticas en muchos diarios y en las redes sociales, al entender que defiende que España emita una CBDC o, incluso, una stablecoin respaldada en el euro.

Entonces planteó algunas aclaraciones sobre lo que no dice la Proposición no de Ley, que se transcriben a continuación:

1. España carece de competencia para decidir sobre la emisión de euros, digitales o no, puesto que: la UE tiene competencia exclusiva en la política monetaria de los estados miembros cuya moneda es el € (art. 3 c. TFUE); los estados deben respetar la existencia de una moneda única (art. 119 TFUE); el ECB tiene el derecho exclusivo para autorizar la emisión de billetes en €, siendo esos billetes los únicos de curso legal en la Unión (art. 128.1 TFUE).

2. De la proposición no de Ley presentada, lo único que se extrae es que pretenden impulsar un grupo de estudios, colaborando con el BdE, en relación con la posibilidad de que se implante un euro digital, como CBDC, en la zona euro (lo que decidirá el ECB y Bruselas). No existe referencia alguna a que se esté impulsando una criptomoneda pública emitida por el BdE. No sería legal. Sobre el € digital, véase aquí.

3. No dice que se vaya a emitir una criptomoneda. No está decidido, primero, que el Euro digital se vaya a emitir y, mucho menos, cuál sería la tecnología bajo la que, en su caso, se emitiría. Sin perjuicio de que, en su caso, lo más probable es que se hiciera en DLT.

Sin embargo, a juicio de Alfredo Muñoz García, la Proposición no de Ley sí recoge algunos errores y aquí los plantea:

1. Para conformar ese Grupo de Trabajo, como se ha hecho en Alemania o en Francia, solo se necesita la voluntad del Gobierno. ¿Para qué lo insta el partido del Gobierno? El Gobierno debe constituirlo. Debería empezar a elaborar un plan de actuación (incluyendo formación e información) y trasladar sus análisis y el debate a la sociedad y a las Cortes. Pero, también, deberían plantearse realizar pruebas piloto (por ejem. Canarias).

2. Los argumentos alegados contra Bitcoin, de ser ciertos, no son necesariamente argumentos a favor de la CBDC. Hay otras buenas razones.

3. No se puede utilizar, desde lo público, el argumento del declive del efectivo cuando desde lo público se está restringiendo su uso (véase el texto del proyecto de Ley de Prevención y lucha contra el fraude fiscal).

4. ¿España pretende liderar este debate ahora?. Hemos perdido algunos trenes como el del Innovation Hub BIS, frente a París/Frankfurt, pero tenemos un buen ecosistema. Se necesita la ayuda de la Administración.

5. ¿Cómo pueden decir que los datos serían anónimos «como sucede con los datos fiscales o de la Seguridad Social»?

6. ¿Por qué afirman que el «dinero público» es más democrático que Bitcoin?

Te puede interesar:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *