Categories

La minería y el precio de Bitcoin: ¿Causalidad o correlación?

Mientras afirman que la caída del poder de hash visto en la red de Bitcoin ha sido el detonante para la caída del precio de BTC. ¿Es una verdad universal?

Bien sabemos que una industria minería fuerte es importante para la seguridad de la red Bitcoin. Un mayor poder de cómputo significa un menor riesgo de ataques. Ese es el aspecto técnico. Por otro lado, el poder de hash suele usarse como un indicador de entusiasmo. Se deduce que mucha minería implica un mayor compromiso. Lo que es una señal alcista para el mercado. Los inversores normalmente se preocupan cuando el poder de hash cae, porque el cambio se suele interpretar como una caída en el ánimo (señal bajista). Sin embargo, la minería también es un negocio. Y, como todo negocio, presenta ciclos. Adicionalmente, presenta obstáculos propios de un negocio. Regulaciones, costos, competencia, avances tecnológicos, etc. ¿Cuál es la relación entre la minería y el precio?

Las recientes arremetidas del Gobierno chino contra Bitcoin han causado bastante nerviosismo entre los inversores precisamente por las repercusiones que podrían tener en la minería en China. En consecuencia, el precio se ha visto perjudicado. Ahora bien, la minería en China es controversial por varias razones. En primer lugar, tenemos el problema de la centralización. El dominio indiscutible de China en la minera Bitcoin es una preocupación por lo que implica que un solo lugar tenga tanto poder. Eso obviamente crea una vulnerabilidad sistémica. La mayoría de los mineros son chinos. La mayoría de los pools son chinos. La mayoría de los fabricantes de equipos mineros son chinos. Más allá de las implicaciones técnicas, la centralización de la minería en manos chinas contradice el espíritu de descentralización del proyecto. 

Sigue leyendo: Bitcoin: ¿Por qué China está causando desastres?

Esta centralización crea una situación de dependencia. Lo que resulta bastante delicado considerando que el Gobierno chino no es precisamente el más liberal de todos. Bitcoin no está muy seguro en este escenario. Se podría decir que estamos durmiendo con el enemigo. La China de Xi Jinping ha dado un giro hacia el totalitarismo. Solo apoya lo que controla. Si esta tendencia continúa, la minería como la conocemos tiene sus días contados en China. Las finanzas en general siempre han estado bajo muchos controles en China. Bitcoin ciertamente es una amenaza, porque dificulta la capacidad del Gobierno a la hora de controlar el flujo de capitales. Dudo mucho que Bitcoin tenga las mismas libertades que antes en el futuro. 

Otro aspecto controversial de la minería en China es el uso de energía sucia. La minería Bitcoin, en realidad, no es sucia. Las plantas en China que usan combustibles fósiles sí lo son. Los subsidios del Gobierno bajan los costos de la energía. Lo que es obviamente un gran estímulo para la minería. Una cosa lleva a la otra. Debido a que hay mucha minería en China, la minería Bitcoin en general se ha ganado la reputación de ser contaminante. Pero la verdad es que el campeón de la contaminación es China como un todo. 

Ahora bien, ¿qué tiene que ver todo esto con el precio? ¿Por qué el precio cae por los problemas en China? En el análisis fundamental de Bitcoin, problemas con la minería y los reveses regulatorios se consideran una señal negativa. Por ende, el mercado reacciona de manera negativa. Los inversores suponen que ciertas noticias son perjudiciales para el futuro de Bitcoin. Pero, en el fondo, las causas de la caída del precio son más psicológicas que cualquier otra cosa. Con frecuencia, se subestima la capacidad de Bitcoin para adaptarse. 

Sigue leyendo: La inflación y la Reserva Federal: ¿Por qué afecta tanto a Bitcoin?

La minera puede sobrevivir sin China. Y Bitcoin en general puede sobrevivir sin China. Uno podría decir que en lo se refiere al precio, los capitales internacionales ubicados en Estados Unidos, Europa, Reino Unido, Japón y el resto del mundo pueden compensar por una eventual ausencia de China. El precio cae cuando hay más vendedores que compradores. La minería como tal no causa la caída, porque el suministro como tal no se afecta en lo absoluto. Las caídas de poder hash suelen ser transitorias. En otras palabras, no es el apocalipsis. 

Por supuesto que no se puede aplaudir el “crackdown” chino. Sin embargo, este crackdown, en caso de que tenga éxito, puede tener efectos positivos en el largo plazo. Por un lado, destruye el monopolio chino. Por otro lado, la minería no dependerá tanto de energía sucia. En consecuencia, podríamos tener un Bitcoin más descentralizado y más verde. 

A primera vista, surgen dos alternativas con respecto a la minería en China. El primer escenario podría ser no cambio en lo absoluto. Es decir, que todo siga igual. Es posible que la minería china se mantenga en una situación de zona gris. Mejor dicho podría seguir operando en un clima de ambigüedad legal y de reglas no aplicables. De vez en cuando, tendrán que tolerar algunos reveses, pero sin mucha diferencia a lo que ha venido ocurriendo en los últimos años. 

Un segundo escenario podría ser el de un crackdown total y exitoso. En este caso, debemos contar con la adaptabilidad del sistema. Y uno espera los mejores resultados de esto. Claro que también existe la posibilidad de que en un futuro se elimine esta función. En Ethereum obviamente fue posible. Pero no sé qué tan viable es esa posibilidad en la comunidad Bitcoin. Lo que sٌí veo por todos lados es la desaparición del minero pequeño. Me parece que la tendencia es favorecer a las operaciones más grandes. Es probable que en el futuro las grandes compañías energéticas comiencen a minar. 

Sigue leyendo: ¿Por qué un Wall Street en “risk-on” es positivo para Bitcoin?

No todo lo que sucede en la minera tiene por qué tener un efecto permanente en el precio de Bitcoin. Hay cambios que no deberían generar una presión. Si un país mina más y otro menos, esas dinámicas son propias de la minería. Ahora bien, los mineros son vendedores de Bitcoin, porque normalmente pagan sus gastos con fiat. Sí existe una dinámica ahí que afecta el precio. Pero en gran medida se podría decir que el precio de Bitcoin afecta a la minería más que la minería afecta el precio de Bitcoin. 

En conclusión, la minería Bitcoin está repleta de complicaciones y dinámicas. Es como un gran cuerpo orgánico. Pero, en el caso específico de los mineros en China envueltos en un crackdown gubernamental, yo diría que no es razón suficiente para caer en el pesimismo bajista. Definitivamente, no es razón para que uno deje de comprar Bitcoin. La noticia llega y genera preocupación. Sin embargo, el mercado, tarde o temprano, entenderá que no es el fin del mundo. En lo personal, me preocupa más lo que suceda en Wall Street que lo que suceda en China. Lo chino es importante, pero no es vital. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *