Categories

La ONU solicita regular a bitcoin para detener la venta de drogas en Internet

Hechos clave:

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) propone la implementación de una mayor regulación sobre las criptomonedas para detener el auge del mercado de drogas a través de la darkweb (conocida como web oscura).

Así lo reveló el informe anual de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) difundido el pasado jueves 24 de junio de 2021 en la ciudad de Viena, Austria. El texto, que forma parte de un adelanto del documento completo que se publicará el próximo 29 de junio, señala que actualmente el mercado de narcóticos genera ventas anuales por un valor de USD 315 millones.

El informe apuntó, en un apartado dedicado al papel de la tecnología en el comercio de drogas, que la pandemia del coronavirus aceleró la digitalización de este mercado, con menores ventas callejeras y más a través de la web, además de un aumento de las compras de narcóticos vía internet y la entrega por correo.

El documento destacó que en el futuro se puede crear un mercado globalizado de drogas ilegales en Internet, con lo que teme que se facilite el acceso y eso afecte a los patrones de consumo. Buena parte de esas transacciones se realizan con criptomonedas, según enfatizan.

La publicación asegura que la rápida innovación tecnológica, combinada con la agilidad y adaptabilidad de los narcotraficantes, quienes ahora utilizan nuevas plataformas en línea para vender drogas y otras sustancias ilícitas, probablemente incrementará la disponibilidad de las drogas.

El mercado globalizado de las drogas, que probablemente se desarrollará a través de Internet, requerirá una respuesta global con herramientas innovadoras pero compatibles con los derechos humanos.

Informe anual de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).

Lo expuesto en el informe en relación al uso de las criptomonedas en el mundo del narcotráfico y el terrorismo forma parte de una matriz de opinión, que actualmente está en desmontaje, a partir de una serie de investigaciones que demuestran que el vínculo entre criptomonedas y hechos delictivos no es tan fuerte, como ha reseñado este medio de comunicación en publicaciones previas.

En ese sentido, un estudio del Parlamento Europeo evidenció que apenas existe un pequeño número de documentos y casos confirmados de financiamiento del terrorismo, que implican criptoactivos. No obstante, el organismo internacional no descarta que el interés de los grupos terroristas por las criptomonedas aumente.

La ONU pide regular las criptomonedas para frenar la venta de drogas en internet. Fuente: Wikipedia.

El rompecabezas de la droga en Latinoamérica

El problema mundial de las drogas en Latinoamérica también es tocado en el documento de la ONU. En esta sección reveló que el tráfico de cocaína entre Sudamérica y Europa es la segunda mayor ruta del mundo de la droga y continúa evolucionando.

El texto aclaró que la superficie de cultivo de la coca disminuyó globalmente un 5% en 2019, en gran parte debido a la primera caída significativa del cultivo en Colombia en los últimos seis años. A pesar de ello, ese país sigue siendo la mayor fuente de cocaína del mundo.

El estudio advirtió que la pandemia de COVID-19 y las consecuencias socioeconómicas resultantes podrían aumentar la vulnerabilidad de los agricultores y crear incentivos para que sigan produciendo hoja de coca.

Al final el documento habla de las tendencias positivas que observó en su estudio. Dice que el aumento del uso de la tecnología durante la pandemia también generó innovación en los servicios de prevención y tratamiento de la drogadicción. Esto a través de modelos más flexibles de atención sanitaria como la telemedicina, que permite a los profesionales de la salud ampliar su alcance y prestar cuidados médicos o preventivos a más pacientes.

Sobre el uso de bitcoin por los narcotraficantes de Perú, Colombia y Bolivia ya existe un precedente que fue reseñado por CriptoNoticias el 1° de mayo de 2021. Por este hecho irregular un tribunal del Reino Unido dictó una pena de 13 y 10 años de cárcel respectivamente.

Los acusados lograron ganar unos USD 5 millones en bitcoin y otras criptomonedas por sus operaciones durante dos años. Utilizaron LetsWork y TheOnlyLw, dos sitios de la web oscura, para dirigir sus operaciones comerciales al detal y por mayor. Los pagos debían realizarse mediante criptomonedas.