Categories

EE. UU.: funcionaria presiona para que mineros de Bitcoin paguen un nuevo impuesto

Hechos clave:
  • El proyecto de ley enterraría la innovación financiera, dice una senadora.

  • Organizaciones hicieron un llamado a evitar “aplastar el ecosistema de las criptomonedas”.

La secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, no está de acuerdo con la enmienda presentada por los senadores probitcoin, Ron Wyden, Cynthia Lummis y Pat Toomey a un proyecto de ley de impuestos a las criptomonedas. Por ese motivo, ha presionado para que los cambios no sean aprobados.

La funcionaria sostuvo una reunión el jueves 5 de agosto con Wyden. Allí le expresó su rechazo al intento de limitar la propuesta que busca expandir la regulación federal sobre las criptomonedas, según informó The Washington Post.

Las acciones de Yellen han activado las alarmas en la industria de las criptomonedas y en quienes apoyan a bitcoin. La senadora Lummis hizo un llamado a las personas a que se comunicaran con el resto de senadores a través de diferentes vías para que rechazaran el intento de eliminar su enmienda.

«Nos enfrentamos a grandes obstáculos con la enmienda Wyden-Lummis-Toomey. Enterrar la innovación financiera en la burocracia y enviar a los desarrolladores y mineros a la recopilación de información en busca de información que no conocen es una política horrible», manifestó Lummis en Twitter.

Plan de infraestructura con impuestos a la industria de las criptomonedas

El proyecto de ley impulsado por el gobierno de Joe Biden, presentado el pasado 30 de julio y enmarcado en un plan de infraestructura, busca recaudar cerca de 30.000 millones de dólares gravando a criptomonedas, tal como informó CriptoNoticias.

La intención de la Casa Blanca con la ley, es compensar el gasto de 1,2 billones de dólares que demanda el plan de infraestructura que la administración Biden lleva adelante. 

La enmienda del tridente Wyden-Lummis-Toomey

El grupo de senadores presentó el pasado miércoles 4 de agosto, la mencionada enmienda al proyecto de ley. Esta tiene el fin de proteger a los mineros de Bitcoin, desarrolladores de software y operadores de nodos, para que estos estén exentos de pagos de impuestos.  

El meollo de la discusión se centra en el término «corredor» o »bróker». De acuerdo a cómo está redactado el proyecto, esa figura estará obligada a presentar un formulario impositivo luego de realizar transferencias «en cualquier moneda digital».

En la propuesta de ley, se define como bróker a mineros, corredores de nodos, vendedores de monederos hardware o software para criptomonedas y desarrolladores de activos digitales o sus protocolos.

Por su parte, la enmienda de Wyden-Lummis-Toomey busca limitar esta definición, específicamente a plataformas comerciales y tipos similares de entidades.

El proyecto de ley también plantea que sería obligatorio de informar al Servicio de Impuestos Internos todas aquellas transacciones que superen los USD 10.000.

La senadora Cynthia Lummis ha defendido a los mineros de Bitcoin con una enmienda respaldada por otros dos senadores. Fuente: lummis.senate.gov.

Voces se unen a favor de bitcoin

Hace unos días, el CEO y fundador de Twitter, Jack Dorsey, expresó que el lenguaje actual de declaración de impuestos del proyecto de ley de infraestructura impondría requisitos inviables a corredores de nodos de bitcoin, desarrolladores y mineros.

Incluso, un grupo sin fines de lucro que promueve la defensa de los derechos digitales, llamado FightForTheFuture, habilitó un sitio web para que las personas se pongan en contacto los senadores, con el fin de que no aprueben la ley sin la enmienda propuesta.

Esta es una alerta roja. Una disposición que está tan mal redactada que podría aplastar el ecosistema de las criptomonedas y expandir drásticamente la vigilancia del Gobierno de EE. UU.

Fight for the Future, grupo de activistas en defensa de los derechos digitales.

Otro personaje de la industria de las criptomonedas que rechazó la legislación fue el fundador de Cardano, Charles Hoskinson. Él hizo un llamado a las empresas del «ecosistema blockchain» y a entusiastas de las criptomonedas a que se unan en defensa de sus derechos.